• 13/04/2024 07:03

Se registró un récord de más de 120 mil casos de dengue en Argentina y 61 muertes

Jun 21, 2023

Esta temporada Argentina registró 120.036 casos de personas con dengue. Dentro de ese total, se reportaron 112.109 casos autóctonos en 18 de las 24 jurisdicciones que conforman el país. (iStock)
La peor epidemia de dengue que ha ocurrido en toda la historia de Argentina ya registró un récord de 120.036 casos de dengue desde enero pasado. Dentro de ese total, se reportaron 112.109 casos autóctonos en 18 de las 24 jurisdicciones que conforman el país.
Si se compara la curva de casos con las dos temporadas epidémicas previas se observa que entre marzo y abril de 2023 se registró un número mayor de casos que en 2020 y 2016.
Si bien la epidemia está en retroceso desde fines de marzo, durante la última semana reportada en el Boletín Epidemiológico del Ministerio de Salud de la Nación se sumaron 3.747 casos confirmados de dengue. Esto llevó el registro a 120.036 casos en total.
También se han producido 61 muertes por el dengue durante 2023. Si se considera el total de fallecidos, 36 muertos eran de la región Noroeste del país, y 24 de la región Centro. Esa cifra incluye a 9 muertos en Santa Fe, 8 en ciudad de Buenos Aires, 3 en Córdoba y otros 3 en la provincia de Buenos Aires. Hubo una muerte en Corrientes, que forma parte del Noreste del país.
La incidencia acumulada a nivel país en población general hasta la primera semana de junio fue de 256,62 casos cada 100.000 habitantes, con valores que superan los 300 en población entre 15 y 65 años menor. También se notificaron un total de 61 muertes por dengue entre febrero y junio.
El dengue es una enfermedad viral transmitida por la picadura del mosquito Aedes aegypti. Cuando el mosquito se alimenta con sangre de una persona enferma de dengue y luego pica a otras personas les transmite esta enfermedad. El contagio se produce principalmente por la picadura de los mosquitos infectados, nunca de una persona a otra, ni a través de objetos o de la leche materna.
Las personas afectadas por dengue no deben tomar aspirinas, ibuprofeno, ni aplicarse medicamentos inyectables. Lo más conveniente es que realice una consulta médica para que le indiquen el tratamiento adecuado.
En cuanto a la distribución espacial de los casos de dengue en Argentina, las 18 jurisdicciones con circulación autóctona del virus fueron las de la región Centro (Buenos Aires, CABA, Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe), las de la región NOA (Catamarca, Jujuy, La Rioja, Salta, Santiago del Estero y Tucumán); las de la región NEA (Chaco, Corrientes, Formosa y Misiones), las de la Cuyo (San Luis y Mendoza y La Pampa en la región Sur.
El factor principal que contribuye a la propagación del dengue es que hay criaderos de larvas y mosquitos dentro y en los alrededores de los edificios. Son lugares que pueden almacenar agua/Archivo
El factor principal que contribuye a la propagación del dengue es que hay criaderos de larvas y mosquitos dentro y en los alrededores de los edificios. Son lugares que pueden almacenar agua/Archivo
El virus del dengue se presenta en 4 serotipos. Hasta el momento se registró en el país circulación predominante del serotipo 2 (DENV-2). Se lo detectó en el 80,2% de los casos estudiados; seguido de DENV-1, en el 19,7%; y DENV-3, en muy baja circulación, con el 0,05%.
A nivel regional, el serotipo 2 predomina en NOA y Centro y el serotipo 1 en el NEA. En Cuyo se registran pocos casos con predominio de DENV-2 en San Luis y DENV-1 en Mendoza. En el Sur se registra un caso de DENV- 1 en La Pampa.
En relación a los grupos de edad, la epidemia de dengue afecta de forma mayoritaria y relativamente homogénea a personas entre 15 y 65 años, seguidos del grupo de 10 a 14, mayor de 65 y niños menores de 10 años.
Los signos y síntomas más frecuentes entre los casos notificados fueron fiebre, cefalea, mialgias, artralgias y dolor alrededor de los ojos, seguidos de náuseas, dolor abdominal, vómitos y diarrea.
Con 61 muertes reportadas, la tasa de letalidad hasta el momento se ubica en 0,05% en comparación con el total de casos de personas diagnosticadas. En cuanto a la distribución por sexo, el 54% corresponden a personas de sexo legal femenino y 46% a masculino.
En 35 fallecidos se registró que tenían una o más comorbilidades. Las más frecuentes fueron obesidad, diabetes y enfermedad neurológica crónica, mientras que 17 casos no poseían comorbilidades y en 9 no se registraron datos. Del total de casos fallecidos, en 34 se pudo identificar el serotipo involucrado: 25 serotipo DENV-2 y 9 serotipo DEN-1.
Si al momento de disminuir la fiebre o en los días posteriores, alguno de los síntomas se agudiza, reaparece o se detectan síntomas nuevos, se debe acudir al centro de salud o al hospital a la brevedad, según el Ministerio de Salud de la Nación.
Si al momento de disminuir la fiebre o en los días posteriores, alguno de los síntomas se agudiza, reaparece o se detectan síntomas nuevos, se debe acudir al centro de salud o al hospital a la brevedad, según el Ministerio de Salud de la Nación/Archivo
¿Cómo prevenir el dengue?
-Eliminar todos los recipientes en desuso que puedan acumular agua (como latas, botellas, neumáticos).
-Dar vuelta los objetos que se encuentran en el exterior y pueden acumular agua cuando llueve (baldes, palanganas, tambores, botellas).
-Cambiar el agua de bebederos de animales, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa, cada 3 días. Recordá frotar las paredes de los recipientes con una esponja o cepillo a fin de desprender los huevos del mosquito que puedan estar adheridos.
-Rellenar los floreros y porta macetas con arena húmeda.
-Mantener los patios y jardines limpios, ordenados y desmalezados.
-Limpiar canaletas y desagües de lluvia de los techos.
-Tapar los tanques y recipientes que se usan para recolectar agua.
-Verter agua hirviendo en las rejillas y colocarles tela mosquitera.
También es importante para prevenir las picaduras del mosquito:
-Usar siempre repelentes, siguiendo cuidadosamente las recomendaciones del envase.
-Utilizar ropa clara que cubra los brazos y las piernas, especialmente durante las actividades al aire libre.
-Colocar mosquiteros en puertas y ventanas, y cuando sea posible usar ventiladores o aire acondicionado en las habitaciones.
-Proteger cunas y cochecitos de bebés con telas mosquiteras.
-Utilizar repelentes ambientales como tabletas y espirales. Infobae.com