Moreno recibirá insumos de protección para recicladoras y recicladores urbanos

Mariel Fernández firmó un convenio con el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, para recibir kits de insumos de protección personal para las y los recicladores urbanos del Municipio. La medida se llevó a cabo en el marco de un acto en Tecnópolis, que contó con el acompañamiento de intendentes de distintos distritos, funcionarios nacionales y representantes de cooperativas de recicladoras y recicladores urbanos.

“La posibilidad de que el Estado se haga cargo de esta política que da derechos, que dignifica y que cuida el medio ambiente, realmente hay que celebrarla”, manifestó la intendenta. También agradeció el apoyo del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible en materia de gestión integral de residuos sólidos urbanos: “Sé que es una política de Gobierno popular, de una decisión de nuestro Presidente y que vos, Juan, supiste interpretar muy bien e interpretarnos a nosotros”.

Además, Fernández destacó que: “En Moreno se está realizando un proyecto muy importante que no solo incluye la gestión integral de residuos, del cual el Ministerio financia una parte importante, sino también que se está cambiando la recolección privada de residuos. El 9 de noviembre empieza el sistema nuevo que es un mix entre el municipio y la cooperativa, y el Ministerio de Ambiente también está financiando parte de la flota de camiones para esa nueva iniciativa.”

Cabandié afirmó que “es un acto simbólico pero también el ejercicio real de la política pública, porque hoy estamos entregando 5.000 kits para 44 municipios de la provincia de Buenos Aires, vinculados a la actividad del reciclado, de los compañeros y compañeras cartoneras”. También agregó sobre ellos que son “el eslabón principal de esta cadena de tratamiento de residuos y de la economía circular”, y sintetizó que dichos materiales reciclados que ingresan a la industria “otorgan trabajo y dignidad”.

Los kits entregados están compuestos por antiparras, barbijos semirrígidos, overoles, guantes, rociadores, bolsas tipo bigbag, chalecos y botas; y su adquisición requirió más de 118 millones y medio de pesos. Los elementos, además de mejorar la tarea que realizan las y los recicladores urbanos, procuran resguardar su salubridad en medio de la pandemia por COVID-19. Si bien la propagación del virus SARS-CoV-2 afecta a la población en su conjunto, implica un riesgo particular para aquellos trabajadores y trabajadoras que desempeñan funciones esenciales, como la recolección, transporte y tratamiento de residuos. En tal sintonía, las y los recicladores urbanos realizan una labor clave en materia de higiene urbana, sumada a los materiales que recuperan y acondicionan, los cuales son insumos para la industria.