G. Rodríguez: Habla la dueña de la propiedad donde funciona el geriátrico en cuestión

G. Rodríguez: Habla la dueña de la propiedad donde funciona el geriátrico en cuestión

La denuncia que comenzó a tener estado público por un geriátrico que funciona sin habilitación en la localidad de General Rodríguez, suma la palabra de Eugenia Dal Conzzo quien dice ser la  propietaria de la casa donde funciona el geriátrico en cuestión, la misma cuenta que se hizo presente en el municipio para dar aviso de la situación. En una entrevista exclusiva con nuestro portal aclara y pone en conocimiento las acciones realizadas desde la dirección de adultos mayores que lleva adelante la señora Verónica Vigeci quien se acercó hasta el «hogar de ancianos» y según los dichos de Eugenia no obtuvo la respuesta adecuada de la funcionaria, aún sumando una sospecha de maltrato hacia un abuelo que allí vive.

Según Dal Conzzo la casa fue alquilada a la señora Anahí Barrios por intermedio de una inmobiliaria; dice que la inquilina desde su llegada al lugar nunca le abonó el alquiler; pero esa sería una cuestión más comercial, lo que se pone en el ojo de la tormenta es la clandestinidad del lugar, ya que no sería la primera vez que la señora barrios administrara un hogar de ancianos sin habilitación.

En una comunicación telefónica con Lorena Escarrione nos cuenta que a principio de este año conoció a Anahí Barrios quién manejaba un geriátrico en Paso Del Rey denominado  RESIDENCIA LA NONA  y donde Lorena decide internar a su madre. Cuando comenzó la pandemia fueron restringidas las visitas al hogar para proteger a los abuelos.

Es así que al tiempo su madre (Carmen Britez) comienza tener algunos dolores que la llevan a estar internada en una clínica de Moreno, a los pocos días la señora fallece y todo apuntaría hasta ese momento que la anciana había contaraido covid-19, después confirmado por los médicos del nosocomio. Pero no solo eso si no que también los médicos alertaron a la familia que la señora Carmen Britez no habría sido muy bien tratada, a raíz de esa situación los familiares realizan las denuncias correspondientes al hogar y recurren a los medios para hacer visible lo que pasaba, ya que todavía continuaban abuelos en el lugar.

Un medio de comunicación decide realizarle la nota en la puerta del geriátrico, fue ahí que Lorena Escarrione se entera que el hogar no estaba habilitado para funcionar y fue clausurado. Lo que hace suponer que la señora Barrios tiene que realizar la urgente mudanza hacia la ciudad de General Rodríguez para continuar con su negocio, y una vez más seguir trabajando en la clandestinidad.

Seguramente las autoridades correspondientes tomarán cartas en el asunto para llevar tranquilidad a familiares de los abuelos y abuelas.