Depresión, ansiedad y miedos… el encierro en niñxs y adolescentes

Entrevista a: Eugenia González (27), Licenciada en Psicología. M.P 11069. Contacto: eugeniagonzalezfv@gmail.com

¿Cómo afecta la cuarentena a los niños en cuanto al encierro, dejar de asistir a la institución educativa, el no sociabilizar con sus pares y perder el contacto con sus familiares con los que no convive?

El encierro y el aislamiento genera, ansiedad, enojo, bronca, angustia y conflicto entre los miembros de la familia, y el aparato psíquico de los niños no está preparado para procesar todas estas emociones, por lo que puede verse incrementados berrinches, rebeldía, irritabilidad; entonces el niñx necesita de un adulto que lo ayude a identificar y procesar todas esas emociones. necesitan ser escuchados, que los adultos los habiliten y les den lugar a estas emociones, entender que no están solos en esto y que todos en algún momento nos sentimos tristes, aburridos, nos enojamos y que quede claro que la cuarentena es algo pasajero, en algún momento se va a terminar y vamos a retomar con nuestras rutinas, pero que mientras tanto es necesario armar una nueva rutina dentro de casa. El trabajo principal del adulto es lograr que el niñx se sienta acompañado y escuchado.

¿crees que los padres están aprovechando este tiempo para conectarse más con sus hijos?

El hecho de que estén todos juntos, conviviendo las 24hs, potencia las situaciones conflictivas. Los padres se encuentran con el dilema de compartir el tiempo y relajarse con poner límites, cumplir con las tareas del colegio, controlar el tiempo que sus hijxs pasan frente a las pantallas, mantener los horarios del sueño. Es algo difícil, el tiempo de cuarentena no es un momento de hacer hincapié en poner límites, sino que es tiempo de ser más flexibles por el contexto particular que estamos viviendo, hay que enfocarse más en encontrar cosas recreativas para hacer, ya que se incrementan las horas donde el niñx pasa frente a una pantalla.

¿Cómo es tu labor en medio de la pandemia? ¿realizas terapias virtuales?

Sí, realizo terapias virtuales, aunque hace unos meses pude comenzar con las sesiones presenciales. Entiendo aquellos padres que no se animan a sacar de sus hogares a lxs niñxs, entonces con ellxs sigo con la modalidad virtual. Sin dudas no es lo mismo llevar a cabo la terapia de una forma u otra, lo virtual tiene limitaciones sobre todo cuando se trabaja con niñxs ya que la sesión se basa de juegos y dibujos. Cabe destacar que de ambas partes pudimos adaptarnos sin inconvenientes y que lxs niñxs tienen naturalizado el uso de la tecnología.

¿Ha aumentado el número de pacientes en relación a la pandemia?

Aumentó el número de pacientes y han vuelto a terapia algunos otros que habían abandonado, volvieron por sentirse afectados por la pandemia y sus derivados como los miedos, la incertidumbre, el aislamiento y demás situaciones que genera lo que estamos viviendo.

En niñxs que sufren alguna patología previa, ¿Cómo es el trabajo de padre – ninx – profesional?

En caso de los niñxs y adultos que presentan patologías previas, el encierro potencia la sintomatología, hay retroceso en los tratamientos, afecta el sostén afectivo que tienen por estar aislados y no poder ver a sus seres queridos. Es importante que la red de contención en estxs ninxs se involucre en el proceso terapéutico y que no se interrumpa, de manera que es necesario adaptarse a lo virtual hasta poder volver a lo presencial.

Sobre adolescentes en esta etapa, ¿Cómo les afecta este momento de encierro, el no verse con sus amigos, haber dejado sus actividades recreativas, quizás noviazgos y demás situaciones de sus vidas?

En los adolescentes las emociones están a “flor de piel”, son intensas, es una etapa dónde está presente constantemente el enfrentamiento con los adultos y el vínculo con la familia pasa a un segundo plano, ya que el vínculo con sus pares pasa a tener el primer puesto de necesidad para ellxs. es por ello que el hecho de convivir 24/7 con adultos se torna difícil para ambos, se pueden generar situaciones de conflicto más de lo habitual; seguramente el adolescente no se siente comprendido y esto le genera enojo, ansiedad, bronca, angustia y tristeza.

¿Esto dejará secuelas futuras a niñxs y adolescentes?, ¿Cuáles?

Habrá que ver como cada unx puede ir transitando esta etapa, va a depender de las características de cada niñx o cada adolescente como también de las personas que lo acompañan y como los contengan, y dependerá también de las herramientas previas que tenga para enfrentar y adaptarse a nuevas situaciones, algunxs saldrán fortalecidos y con nuevos aprendizajes, otros necesitarán ayuda para procesar la información.

Como profesional de la salud mental, ¿Qué mensaje podrías brindarles a aquellos padres que se encuentran preocupados por la salud psíquica de sus hijxs?

Los adultos deben entender el encierro, que el aislamiento genera angustia, enojo, berrinches, rebeldía, como algo esperable; a todxs las personas les genera esto en mayor o menor medida. En caso de no poder manejarlo es importante busquen ayuda de un profesional tanto para el adulto como para el niñx/ adolescente para poder transitar de la mejor manera y acompañar a sus hijxs desde lo más saludable posible.

Nota y redacción: Franco Dabove