La ex del cantante Alejandro Sanz hizo una petición a la justicia

Raquel Perera, quien se separó del cantante en 2019, solicitó a un juez de Miami una contundente serie de medidas económicas contra su ex que incluyen un seguro de vida a su favor. Todos los detalles. En 2019, Alejandro Sanz Raquel Perera anunciaron su separación tras 12 años de ralación. Lo que hasta el momento parecía ser una ruptura amigable se transformó en el último tiempo una declaración de guerra. Ahora, la empresaria va por todo y solicitó ante un juez de Miami el congelamiento de los bienes del madrileño.

La situación se complicó cuando el cantautor español presentó ante el juzgado de Pozuelo de Alarcón en España, una demanda de divorcio. Esto hizo que Perera respondiera con otra demanda, exigiéndole a un juez de Miami que congele las cuentas del cantante, por miedo a que dilapide su patrimonio y no quede nada para sus hijos, Dylan Alma.

El pasado jueves tenía que haber sido la primera audiencia para la resolución del divorcio, pero debido a la pandemia del coronavirus fueron los representantes legales de la ex pareja los que comparecieron de forma virtual. Por este motivo el juez decidió posponer la fecha para lograr la presencia ambos. Pero la exesposa y exasistente de Sanz no quiere esperar ya que asegura que él le canceló las tarjetas de crédito y que no puede realizar pagos.

De acuerdo al programa mexicano Ventaneando, que logró tener acceso a la demanda de Perera, la mujer solicita no solo una pensión para ella y sus hijos sino también una repartición equitativa de los bienes que adquirieron estando casados. Perera argumenta que ella dejó su vida personal apartada para dedicarse a criar a sus hijos y a la parte financiera y profesional del artista. En la demanda, afirma que fue presidenta durante años de Gazul Producciones, principal compañía de Sanz, sin tener un sueldo. Según el mismo medio, Raquel le pide Sanz, además, dinero para gastos escolares, viajes, tutorías, campamentos, seguros médicos o dentales. Para eso exige un pago retroactivo desde julio de 2019, asegurando que el intérprete de «Mi persona favorita» y «Amiga mía» no le pagó lo suficiente durante este año. La suma rondaría los 40.000 euros al mes (45 mil dólares).

Perera asegura haber tenido una “extraordinaria devoción, sacrificio y contribución al marido y a los hijos”. Además, pide que sea ella quien se encargue de forma principal de sus hijos, dado el trabajo de Sanz y sus continuos viajes.  

En la demanda también se detalla el alquiler de la casa en la que vive en Miami con los niños cuesta 18.000 euros al mes, y por eso dice que la pensión bajo ningún punto puede bajar de 40 mil euros a 15 mil mensuales. Para rematar, Raquel Perera le pide a Alejandor Sanz un seguro de vida del que sea la única beneficiaria. 

Fuente: Exitoina.perfil.com