domingo 17 de noviembre de 2019 - Edición Nº655
DARINFO » Noticias » 7 nov 2019

Justicia

Insólito: estuvo preso siete meses por un error forense

Un joven de 28 años salió de su casa para buscar empleo y dejó solo a sus hijos, quienes murieron al incendiarse la casa que habitaban. Un informe de la autopsia reveló que había lesiones compatibles con abuso, pero en realidad eran quemaduras.


Un error en un estudio forense determinó que un hombre permaneciera más de siete meses preso acusado de haber abusado sexualmente de sus dos hijos de 3 y 5 años, quienes en 2017 murieron al incendiarse la casa en la que vivían, en la ciudad fueguina de Río Grande.

Según se conocio, fueron los propios peritos del equipo forense de la Corte Suprema de la Nación, quienes confirmaron el error, lo que derivó en que la defensa de Lazarte solicitara la absolución del imputado y anunciara que demandará al estado provincial. 

El hecho se registró el 14 de mayo de 2017, cuando el hombre salió de su casa del barrio Margen Sur, con el objetivo de buscar empleo, y dejó solos a sus pequeños, quienes perdieron la vida al iniciarse un incendio del que no pudieron escapar.

El informe de autopsia realizado por médicos forenses de la provincia a los cuerpos de las víctimas reveló el hallazgo de "restos de semen" en la vagina de la niña fallecida, además de "lesiones compatibles con abuso sexual".

Lazarte fue entonces encarcelado de inmediato bajo prisión preventiva y acusado de "doble homicidio culposo" (por la negligencia de haber dejado solos a los niños) y de "abuso sexual agravado con acceso carnal" de sus propios hijos.

"No alcanzó ni siquiera a ir al velorio de los menores. Lo autorizaron a participar del entierro esposado y custodiado como si fuera un chacal", señaló Francisco Giménez, abogado del hombre.  De esta manera, el acusado debió permanecer siete meses preso porque los jueces consideraron que existía "riesgo de fuga", ya que no tenía "un lugar fijo de residencia" (su casa se había incendiado) ni "afectos que lo arraigaran al lugar" (sus hijos habían muerto).

El procesamiento dictado por el juez de instrucción de Río Grande Daniel Cesari Hernández fue confirmado luego por la Cámara de Apelaciones del distrito. Si bien en diciembre del año pasado el hombre logró ser excarcelado a cambio de distintas obligaciones impuestas por la Justicia, continúa hasta ahora procesado.

"Pedimos estudios más exhaustivos y una pericia del Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de Justicia nacional confirmó en las últimas horas que el supuesto semen era, en realidad, fluido del propio cuerpo de la niña, por la exposición al calor del fuego, y que las lesiones compatibles con abuso sexual eran quemaduras", detalló Giménez.

El letrado sostuvo que el nivel del daño causado a su cliente por haber "soportado en un ámbito carcelario la estigmatización de estar acusado de violar a los propios hijos", además de "la condena social por la difusión del caso en los medios", es "muy difícil de mensurar".

Por tal motivo anticipó que ni bien la justicia determine el sobreseimiento definitivo de su cliente en lo referido al abuso sexual, demandará tanto al Estado provincial como a los peritos forenses involucrados. "Esta persona pasó por un calvario. Se siente culpable por no haber podido salvar a sus hijos, y por haberlos dejado solos para ir en busca de empleo. Y encima tuvo que soportar que lo acusaran de haberlos violado", continuó el asesor jurídico.

Según Giménez, el caso tiene que servir para que la justicia provincial revise la idoneidad de su cuerpo de peritos y para que los jueces utilicen criterios que no sean "catálogos de crueldad y de estigmatización social".

"No puede ser que a un hombre sin casa porque se le incendió, y sin afectos porque acaban de morir sus dos hijos, se lo acuse de querer fugarse por falta de arraigo", finalizó el abogado.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias